La Cábala de la adicción: Galletitas y Manzanas

                                                                                                              B”H
La mayoría de las cosas que perseguimos no son las que realmente queremos
Por Shifra Hendrie, (agradecemos la gentileza de http://www.jabad.org, que nos permitió compartir este hermoso artículo).

El ritmo de la vida se ha vuelto cada vez más vertiginoso. Empleamos más y más tiempo tratando de hacer cosas, haciendo que un minuto pueda abarcar más que antes. Pero, por alguna razón, no nos sentimos ni más satisfechos ni realizados. ¿Por qué? Porque la mayoría de las veces las cosas detrás de las que corremos no son las que realmente queremos.

Y, si aquello que persigues no es lo que tú verdaderamente deseas, entonces nunca estarás satisfecho. Siempre te quedarás queriendo más.

En realidad, nunca podrás recibir suficiente de aquello que realmente no deseas.galletitas

Te pongo un ejemplo: cuando tienes muchísimas ganas de comer una galletita y comes una, la mayoría de las veces esa necesidad no queda satisfecha. De hecho, comer una sola galletita hace que a veces esas ganas sean aún mayores. Sigue leyendo

Mesilat Yesharim

B”H

Queremos compartir con nuestros lectores  la reciente publicación de la traducción al español del clásico libro de ética escrito por el gran sabio,  cabalista y filósofo Rabí Moisés Jaím Luzzato z”l.

mesilat yesharim obeliscoToda su obra es maravillosa, y en especial este libro cuya lectura es muy recomendable, ya que es considerado por muchos la obra central de la ética judía, es decir, del comportamiento práctico diario del hombre.

En su prólogo el autor dice: “no he escrito en él cosas que los hombres no saben, sino las que ellos ya saben, y están difundidas”, (pero por el hecho de ser tan evidentes, las personas  no se dan cuenta; entonces empiezan a complicarse la vida, buscando el camino de la verdad a través de extrañas prácticas: ayunos duros, largas confesiones de pecados y salmos interminables, etc.).

El autor se basa en la baraita del rab Pinjás ben Yair: “la Torá lleva a la prudencia, que lleva a la diligencia, la diligencia a limpieza, la limpieza a  la separación, la separación a la pureza, la pureza a la piedad, la piedad a la humildad, la humildad al temor del pecado, el temor al pecado a la santidad, la santidad lleva al Espiritu de santidad, el Espiritu de santidad lleva a la resurrección de los muertos”.