Rel rav | Es más Difícil ver lo Bueno…

…en una Mala Persona que Ver lo Malo en una Buena Persona.

בס”ד

“Bueno en lo malo” (טוב ברעtov berá) = “malo en lo bueno” (רע בטובra betov) equivale a 289 = “bueno” (טוב, 17tov) al cuadrado.

Las frases “bueno en lo malo” (טוב ברע) y “malo en lo bueno” (רע בטוב) sólo aparecen una vez en la Biblia, yuxtapuestas en el mismo verso –“lo bueno en lo malo o lo malo en lo bueno” (Levítico 27:10).

En el contexto del verso –la prohibición de sustituir un “buen” sacrificio por uno “malo” o viceversa– “bueno en lo malo o malo en lo bueno” se traduce como “bueno por malo o malo por bueno”. De esto podemos inferir que si uno ve bueno en lo malo o malo en lo bueno, en cierto sentido está sustituyendo el bien por el mal y el mal por el bien.

Pero de la guematria anterior aprendemos que en definitiva, al ver el bien en el mal y el mal en el bien, y de esa manera sustituir el uno por el otro, se hace evidente que todo es (para) bien. Esta aparente paradoja se refleja en la continuación del versículo, que dice que si uno sustituye bueno por malo o malo por bueno, (y por lo tanto comete una transgresiónambos se vuelven sagrados, ¡todo se vuelve bueno!

Sigue leyendo

Del rav Ginsburgh | Ver la Belleza Interior

בס”ד

En hebreo, la expresión “ver el rostro de alguien” puede significar calmarle o luchar contra él.

Después de ganar la lucha con el arcángel de Eisav, Yaakov dice “Pues he visto al ángel de D~os cara a cara y mi alma ha sido salvada”. Muchos de los comentarios tradicionales explican que el ver cara a cara a alguien, en este contexto, significa involucrarse en combate físico [1]. Más tarde, cuando Yaakov se encuentra con Esisav le dice: “pues he visto tu rostro como el rostro de un ángel de D~os y me has deseado”.

Rashí en su comentario a este versículo alude al significado de la expresión como hacer la guerra, mientras que explícitamente se está diciendo con el significado de apaciguar.

Nuestro sentido de la vista es nuestra capacidad de evaluar una situación, ver lo que está frente a nosotros.

Es nuestra capacidad de discernir entre el amigo y el enemigo. Mediante el poder del amor proyectado por nuestro ojo derecho apaciguamos a aquellos que hemos ofendido y restablecemos nuestros lazos de hermandad con ellos. Mediante el poder de la fuerza proyectada por nuestro ojo izquierdo, expresamos nuestra determinación de defender y vivir según los preceptos de nuestra fe y luchar contra los enemigos de la verdad y la justicia.

La belleza que escapa a la vista superficial

Los ojos rectificados no sólo ven la realidad superficial que se presenta delante de ellos, sino que penetran la esencia interior de lo que observan.

“Rostro” en hebreo significa “interioridad”.

Ver el rostro de alguien es ver la realidad espiritual que hay en su interior.

Sigue leyendo