La bondad de Moshe| Parasha Shemót

B”Hmain

Querida comunidad,

Este shabát partimos la lectura del segundo libro de nuestra Torah. En pasos gigantes, la historia de nuestro pueblo avanza cientos de años. Los hijos de yaakóv entran con sus nombres al libro de shemót. Eran setenta personas, pero a cabo de unos versos, ya son un gran pueblo.

De esta forma, se cumple la promesa que se dio a nuestro padre Abraham. Ahora pregunto: ¿Porque el libro se llama Shemót (“Nombres” en hebreo)? Cuando un hombre libre se convierte en un esclavo, pierde su nombre y recibe un numero: Sin nombre pierde su defensa y su dignidad. Afortunadamente, desde este pozo nuestro pueblo solo puede ascender.

Podeis acceder a la parasha mediante este enlace : Parasha Shemot

Nuestra parasha tambien cuenta la historia de Moises. un buen hombre. Cuando nace, sucede lo siguiente:

וַתַּהַר הָאִשָּׁה וַתֵּלֶד בֵּן וַתֵּרֶא אֹתוֹ כִּי טוֹב הוּא וַתִּצְפְּנֵהוּ שְׁלשָׁה יְרָחִים
La mujer quedó embarazada y tuvo un hijo . Se dio cuenta de cuán extraordinario era [el niño] y lo mantuvo oculto durante tres meses (Shemot 2:2)

1_143772231

Este verso genera curiosidad. ¿Que es lo que vio la madre en su hijo? ¿Acaso no hay madre que ve bondad en su hijo? sin embardo, la Torah nos revela la esencia de la personalidad de Moshé.

El rabino Ginsburgh  nos explica el significado mas profundo de esta bondad.

Deseamos a todos, en israel y en el mundo entero, un Buen Shabát

Desde  el equipo de OrEinSof.

Especial | Los Nombres de HaShem

בס”ד

Once Nombres Sagrados de HaShem
asociados con las Sefirot

HaShem creó el mundo a través de la palabra. Cada objeto y criatura del universo tiene un nombre a través del cual es hecho existir. Con las 22 letras del alfabeto hebreo se forman palabras. La combinación de letras dan su energía especial a cada palabra para que cada parte de la creación tenga sus propias cualidades.

Como fuimos creados a imagen y semejanza de HaShem, también nosotros damos vida o creamos cosas materiales y espirituales a través de la palabra. De ahí la importancia de cuidarnos de las cosas que decimos, pués aunque no nos demos cuenta estamos utilizando el poder de HaShem, que crea y da vida.

Esto se potencia de manera dramática cuando se trata de los Nombres de HaShem.

Cada uno tiene sus cualidades y poderes que sólo los grandes tzadikim conocen y pueden dominar.

Algunos se pueden pronunciar al estudiar Toráh, al bendecir o al rezar. Pero de todas maneras debemos cuidarnos muy bien de no pronunciarlos vanamente o con propósitos destructivos o egoístas.

Tampoco se pueden borrar ni tirar como desperdicios los papeles u objetos donde se haya escrito alguno de esos nombres. Para deshacerse de ellos, deben ser enterrados de acuerdo con la ley judía.

Este es el motivo de que no pongamos aquí la verdadera pronunciación de estos nombres, sino simplemente la palabra o “apodo” con que son conocidos.

Nombre de D~os       Asociado con la/s sefirá/ot…
Havayiá

Jojmáh y Tiféret

Ekié

Kéter y bináh

Ka

Jojmáh

Kel

Jésed

Eloka

Jésed

Elokim

Guevuráh

Tzevakot

Nétzaj y Hod

Shakai

Yésod

Adnut

Maljut

Akva

Lado derecho de Daat, o Yésod

Ehevi

Lado izquierdo de Daat