El Nivel de la Acción | Sod Hashem Lireav (19)

B”H

Queridos lectores, vamos a empezar con el Nivel del Acción, que corresponde al Nefesh y a la Hey última del Nombre de Hashem. En la imagen superior, vemos a David, que es el ser humano que personifica este nivel del alma.

Pero antes, unos breves apuntes  a modo de introducción y como repaso:

Tefilá que precede el estudio manantial

Deseo estudiar para que el estudio me lleve a la acción, y a las cualidades rectas y a comprender la Torá y a apegarme al Creador y a desprender los manantiales del Gran Abismo y que se abran las chimeneas del cielo y se llene la tierra del Conocimiento de Dios como las aguas cubren el mar, con la llegada del Mashiaj redentor pronto en nuestros días Amen. 

Esta oración que precede el estudio es un modelo de oración que incluye 5 niveles, paralelos a las 4 letras del nombre de Hashem, más el Kutsó shel Yud. A partir de ella hemos  estudiado los 5 niveles de consciencia,  cada uno está conectado un nivel de nuestra alma, Nefesh ruaj Neshamá Jayá y Yejidá (NaRaN”Jay).

Lo que es común entre todos los 5 niveles es la voluntad de veyafutsu mayanoteja jutsa,  que este estudio preparará al judío para sacar Sus manantiales afuera, y Letaken olam bemaljut shadai-”corregir el mundo bajo el Reino de Hashem”. Es la kavanah más elevada del estudio de la Torah. Si alguien estudia la Torah sólo para elevarse-eso es bueno, pero aún le falta estudiar para bajar abajo y difundir. El hombre estudia Torah para que le de la fuerza de la Yejidá del alma, la fuerza de Mashiaj, que está dentro de cada uno de Israel; difundir la Torah hacia afuera e iluminar el mundo.

En esta serie, hemos recorrido los 4 niveles: Yejidá, Jayá, Neshamá y Ruaj. Ahora nos toca ocuparnos de la nefesh-el nivel más bajo del alma; no por ser el más bajo es menos importante, tal como veremos a continuación.

Estamos hablando del nivel de la acción, que es el más bajo. Es el nivel que tiene la capacidad de igualar a todos, no importa si eres el más grande tsadik del mundo, o eres un gran pecador. En este nivel, igual que en la Yejidá, todos somos iguales. La Yejidá es el nivel más elevado del alma

Dijimos que cada uno de estos niveles están equiparados con una de las partes del alma: la acción está relacionada con la Nefesh; después las cualidades del corazón, están relacionadas con el Ruaj; la mente, el sejel, está paralelo a la Neshamá, y el apego al Creador está relacionado con la Jayá, una parte del alma que está vibrando todo el tiempo, no esta ahí fijo; y la yejidá, que está delante de “desprender los manantiales del tehom Rabá y que venga Mashiaj”, la unión con D-s con la yejidá.

Estos tres días de limitación antes de subir a Har Sinai expresan una metáfora, antes de recibir tenemos que hacer un poco de kabalat Ol, primero hacer y después recibir. Naasé ve nishmá “Haremos y escucharemos” es un secreto muy grande. ¿Este secreto quién lo recibió? Es un secreto que sólo los ángeles sabían: primero haremos, después escucharemos.

Primero tenemos la obligación de la kabalat Ol Maljut shamaim “Recibir sobre nosotros el Yugo del Reino de los Cielos”. Primero hago, después entiendo  por qué lo hago. Sigue leyendo

El apego al Creador (¡¿cómo?!): Sod Hashem Lireav

B”H

Resumen rápido de este estudio:

Estamos estudiando el libro Sod Hashem Lireav, escrito por el rabino Itzjak Ginzburgh, que estudia el secreto de Yud Kei Vav Kei, el nombre más importante de Hashem. El libro introduce este Nombre como la llave de cualquier cosa.

toft-roy-aguila-calva-americana-volando-hacia-su-nido

Vamos a ver que tiene cuatro letras, y todas las cosas tienen cuatro niveles, a los que se añade un quinto que es la kutsó shel yud (el ápice superior de Yud).

Estamos estudiando a partir de la siguiente plegaria que antecede al estudio (Tefilá Kodem haLimud), a partir de la cual podemos investigar y aprender muchas cosas:

Quiero estudiar para que el estudio me lleve a la acción, y a las cualidades rectas, y al conocimiento de la Torah, y apego al Creador y difundir los conocimientos para que cubran la tierra como las aguas cubren el mar cuando venga pronto el Mashiaj rápido y en nuestros días.

LETRA DEL NOMBRE DE HASHEM SEFIRÁ ALMA FUERZAS DEL ALMA PARTE DE LA TEFILÁ KODEM HA LIMUD
Kutsó shel Yud Keter Yejidá SUPRACONSCIENCIA “ y difundir los manantiales”
Yud Jojmá Jayá PUNTO INICIO DE LA CONSCIENCIA “apegarse al Creador”
Hei Binah Neshamá MENTE ORDINARIA “conocer la Torah”
Vav Midot (DesdeJesed hasta Yesod) Ruaj EMOCIONES “cualidades rectas” (rectificar la emoción)
Hei Maljut Nefesh INSTINTO “que el estudio me lleve a la acción”

Hemos dedicado más de diez sesiones a hablar y escribir acerca de la supraconsciencia, su estructura y como poder acercarla a nosotros.

A partir de ahora, empezamos a hablar del apego al Creador. Empezamos hablando de un concepto llamado en arameo mati ve lo mati (en hebreo noguea velo noguea, es decir “toca y no toca”).

Dice Rabino Ginzburgh: “El apego al Creador está tocando y no tocando (Debekut ha boré, mati ve lo mati)”.

Ahora vamos a ver cuál el secreto de “toca y no toca”, en la Jayá. Sigue leyendo

Preguntas y Respuestas | El judio y sus posesiones

Queridos lectores, Shalóm

Cual es la relación entre el nosotros y lo que es nuestro? ¿puede un artefacto defectuoso que tenemos influir en nuestro bienestar, o en nuestra salud? 

Una simple pregunta, abre de nuevo, un mundo de respuestas, y posiblemente, abre el camino a  mas preguntas.

Esperamos que disfruten, y os invitamos a participar en nuestro foro, con preguntas suyas.

Cordialmente, 

El equipo de OrEinSof.

El judío y sus Posesiones

P: Este artículo fue escrito originalmente como respuesta a una pareja que escribió expresando su preocupación por las implicaciones espirituales que pudieran tener los problemas constantes que tenían con sus mezuzot y tefilín. Cada vez que un escriba las chequeaba encontraba algo incorrecto, e incluso aunque ellos inmediatamente lo corregían, un nuevo problema era descubierto la vez siguiente y que no había aparecido o sido apreciado con anterioridad.

R: Los bienes de las personas son afectados por su actual estado spiritual. Sabemos por el Talmud y otras fuentes que uno de los propósitos de un judío es rectificar sus posesiones, y los grandes sabios también era muy respetuosos y cuidadosos con sus bienes (y desde luego con los de los demás).

Además, el término usado en el Shemá (una compilación de 3 pasajes bíblicos Deuteronomio 6:4-9, 11:13-21 y Números 15:37-41) comienza con esta palabra, que se nos ordena recitar dos veces al día) para “posesiones” esmeodeja, “tu poder”, que en Jasidut es explicado también como el estado trascendente del alma, makif. Este estado supraconsciente (es decir, todavía inconsciente), en el alma-raíz de uno puede descender y manifestarse en nuestras posesiones. En otras palabras, lo que ocurre con nuestros bienes puede reflejar lo que está pasando en el alma raíz de esa persona antes de que la persona misma se de cuenta de ello.

Esto es visto en las leyes de tzaraat, las plagas de “lepra” que la gente solía tener. El Rambam explica que estas plagas aparecían primero en la casa de la persona, en la cual se manifiesta el “estado trascendente distante” o makif harajok, del alma. Si no mejoraba su comportamiento, aparecerían en sus ropas, el “estado trascendente cercano” omakif hakarov. Sólo si todavía seguía sin mejorar su comportamiento finalmente aparecía sobre su piel.

Tefilín

Ahora, los tefilin y las mezuzot son las posesiones más sagradas y representativas de una persona. Ambas están relacionadas con la casa, ya que los compartimentos de los tefilín son llamados batim, “casas”, y la mezuzá significa que la casa y todo su contenido son sagrados y están dedicados a Dios. Más específicamente, la mezuzá refleja el “estado trascendente distante” del alma de una persona, y los tefilín, siendo algo que es puesto en el cuerpo como una vestimenta, refleja el “estado trascendente cercano” del alma. En términos de niveles del alma, hay cinco niveles en total, de los cuales tres, nefesh-ruaj-neshamá se invisten en el cuerpo haciéndose concientes y dos permanecen por así decirlo rodeando o trascendiendo el cuerpo. La mezuzá refleja la iejidá, el más elevado de los dos estados trascendentes del alma, y los tefilin la jaiá , el segundo.

Por lo tanto, si hay algún defecto en los tefilín o las mezuzot, significa que hay algún sutil desequilibrio en los poderes del alma de su supraconciencia. Este “defecto” puede haber o no afectado aún la parte consciente del alma. Si todavía no, y es corregido en los tefilín/mezuzot, puede ser “interceptado” antes de que entre en la conciencia.

Mezuzáh

¿De dónde vienen todas estas imperfecciones del alma? El hecho de que uno las tenga (como manifiestas en sustefilín/mezuzot) no significa necesariamente que sea una mala persona. Puede significar simplemente que es espiritualmente activo. Cuando una persona está experimentando y explorando nuevos niveles de espiritualidad, inevitablemente encuentra mezclas de impurezas en su interpretación personal de lo que está experimentando. Estas impurezas deben ser expulsadas, así como cuando uno come incluso la comida más pura, hay partes de ella que no pueden ser asimiladas y deben ser excretadas.

Cuanto mayor es el cambio espiritual que uno experimenta, mayores son las impurezas que serán expulsadas. Ello no significa que las cosas vayan mal, simplemente que las cosas están sucediendo.

Así vemos que muchos tzadikim chequean o incluso cambian sus tefilín/mezuzot a menudo. El Lubavitcher Rebe por ejemplo, aconsejaba frecuentemente a la gente que revisaran las suyas, a menudo con resultados sorprendentes.

Hasta la proxima semana
OrEinSof.com

¿Por qué debería asistir a la sesión de Kabaláh y Nutrición del Jueves 19 de Julio?

בס”ד

Jueves, 19 de Julio… Estoy sentado en casa… Me podría preparar una cena y mirar una película tranquilamente… 

¿Por qué, en lugar de esto, debería salir de casa e ir al Restaurante Delicias Kosher para participar en las charlas sobre Kabaláh y Nutrición del Seminario de OrEinSof?

Bueno, la razón principal sería enriquecer mi conciencia, pero podemos decir que este enriquicimineto funciona en tres niveles diferentes.

Nivel uno: Nefesh HaBeheima, el alma animal 
Estoy escribiendo algo y ya he tomado dos tazas de café.  Debería acabarlo ya, necesito más energía, como un trozo de Chocolate y tomo la tercera taza de café.  Siento el efecto de la cafeína y acabo el artículo.

La mañana siguiente, me duele la cabeza y tengo agujetas.  En un mundo “perfecto” habría generado esta energía que necesitaba para escribir de una fuente natural y balanceada.  Ejemplos relacionados serian, cuando pasamos mucho comiendo comida que nos gusta.  Helado, una buena barbacoa de carne, todos son ejemplos del alma animal, tomando control sobre nosotros y haciéndonos daño, perjudicando nuestra salud.  En esta sesión, desenmascaremos la cara del alma animal y aprenderemos algunas maneras de controlarla.

Nivel dos: Nefesh HaSijlí, el alma cerebral
Aprendiendo sobre la composición química de la comida, nos da mucha perspectiva sobre ella.  Comida rica en proteínas nos ayuda regenerar la musculatura y comida rica en carbohidratos es una fuente disponible de energía.  Una dieta con cero grasa, no nos proporciona los elementos necesarios para generar las membranas, una dieta con demasiado grasa puede llegar a bloquear nuestras arterias.
El alma cerebral, Nefesh HaSijlí, nos guía en el estudio de la ciencia de la nutrición para generar conocimiento acerca de cómo comer de manera adecuada.

Nivel tres: Nefesh HaElokit, el alma divina
La Kabaláh nos enseña que cualquier comida contiene una chispa divina.  Esta chispa libera cuando comemos esta comida.  Debemos desarrollar la actitud correcta, para incorporar estas chispas divinas a nuestro ser, bendecir la comida con la intención adecuada y comerla con agradecimiento sobre la oportunidad de conectarse con D-os.

Esta sesión ampliará nuestra conciencia, relacionada más que todo con el alma cerebral y el alma divina.

Gracias al Profesor Eliezer Zeiger, por compartir con nostros estos pensamientos.

Si no estás inscrít@ aun al segundo seminario OrEinSof, ¿a qué esperas?
¡Faltan menos de dos semanas!

Inscríbete AHORA en oreinsof.zohosites.com

Shabbat Shalom!

Oded y el equipo OrEinSof.