Columnistas Invitad@s | Aborto vs Ética Judía (2)

בס”ד

En la entrega anterior:

Según la Halajáh la dependencia completa del feto con la madre no justifica su destrucción. “Está prohibido provocar un perjuicio a otros para librarse uno mismo de él.” Talmud Yerushalmí, Babá Kamá 5ª, Darke Moshé en nombre de Nimuké Yosef. Teóricamente, esto nos conduce a considerar el aborto como una forma de asesinato.

Aborto vs Ética Médica Judía | Parte II

Hay opiniones halájicas divergentes que apoyan la teoría que, según la Halajáh, el aborto de un feto, con otro propósito diferente a la necesidad de salvar la vida de la madre, no se considera asesinato, basado en la mishnáh donde se explica que el feto no se considera persona hasta el momento del nacimiento (Responsa Koach Shorr, vol. 1 Nº 20. 1755. Responsa Maharit nª 97 y 99 ).

Sin embargo, existen subdivisiones a lo largo de los 9 meses. La ley judía reconoce diferentes niveles en el estatus del feto durante el embarazo.

Durante los primeros cuarenta días, el embrión es considerado “pura agua” (maya dealma). [1] A partir de 40 días desde la concepción hasta el nacimiento, el feto adquiere un mayor status. Se refleja en la época del Beit HaMikdash, que en el caso de aborto espontáneo después de los 40 días, su madre llevaba una ofrenda como si hubiese dado a luz un niño vivo (Keriot 1:3-6). Esto nos sustenta el fundamento que un niño no nacido es considerado una persona, por lo que la Toráh exige preservar su vida.

Otras  fuentes prohiben textualmente al judío la inducción del aborto.

Sigue leyendo

La Sabiduría del rey Salomón | Los siete Mandamientos Noájicos

בס”ד

Queridos lectores y queridas lectoras de OrEinSof.com,

Esta semana publicamos doble contenido de esta serie. Presentamos a continuación el tercero de una interesante serie de artículos, traducido especialmente para vosotros y vosotras. Lo hemos tomado de una interesante fuente “The Torah Science Foundation”.

La rectificación del Mundo a través de los siete Mandamientos Noájicos

Los instrumentos de la Toráh para rectificar las setenta naciones del mundo son los siete mandamiéntos noájicos.

El Rambam explica que D~os ordenó a Moisés enseñar a todos los pueblos del mundo a aceptar estos mandamientos. Todo no judío que los acepte y sea cuidadoso en su observancia –escribe el Rambam– llega al status de “justo gentil” y por eso es digno de un lugar en el Mundo por venir. Por supuesto, esto es verdad sólo cuando observa estos mandamientos porque le fue ordenado por D~os en la Toráh, de tal manera, la verdadera rectificación de las naciones ocurre cuando se entregan de verdad –como el pueblo judío– al yugo del Reino de los Cielos, según como está revelado en la Toráh.

Sigue leyendo