Arrepentimiento y Misericordia | Parashát Ekev

B”H

Shalóm a todos. Esta shabát nos hablará Moshe rabeinu, desde el desierto. Nos advertirá de lo que va a pasar con nuestro pueblo, y nos consolará con el mensaje de Di-s. Nuestro pueblo triunfará en la tierra de israel, pero no podemos olvidar nunca el que nos da todas estas fuerzas.

El nombre de la parashá, Ekév, se interpreta de dos formas. la primera es la simple: “ekev” se traduce como “en consecuencia de”, o “por” . La otra manera de interpretar el nombre es recordar que Akév es el talón del pie.

Los comentaristas nos recuerdan que el talón simboliza las ordenanzas sencillas que tenemos que cumplir. Son las cosas que nosotros podemos despreciar fácilmente o pasar por alto. En esta parashá, tenemos que recordar que los preceptos son para cada parte de nuestro cuerpo. Nuestros talones, que son el extremo mas bajo de nuestro cuerpo, deben cumplir por igual los mitzvót, y nosotros tenemos que cumplirlos con toda la Kavanáh (intención), con todo nuestro cuerpo y alma.

Esta parashá contiene algunos versos muy conocidos. nos inspiran durante todos los dias del año.

לֹא עַל הַלֶּחֶם לְבַדּוֹ יִחְיֶה הָאָדָם כִּי עַל כָּל מוֹצָא פִי יְהֹוָה יִחְיֶה הָאָדָם
no es de pan solamente que el hombre vive, sino de todo lo que sale de la boca de Dios (Devarím 8:3)

Para concluir la sesión de hoy,  nos vamos a estudiar de nuestro Rabino.

En esta la parasha aparece un percepto muy central de la torah. Es el percepto del recuerdo de la tierra de Israel. Existen diez cosas que tenemos que recordar siempre.

וְזָכַרְתָּ אֶת יְהֹוָה אֱלֹהֶיךָ כִּי הוּא הַנֹּתֵן לְךָ כֹּחַ לַעֲשׂוֹת חָיִל
Debes recordar que es Dios tu Señor Quien te da el poder para que te vuelvas próspero (Devarim 8:18)

Tenemos que recordar que el que está en los cielos, aunque no lo vemos, él es que nos da la fuerza que necesitamos para construir la tierra de Israel.

foto_higos_-z

¿Que es el Tikún que se lleva a cabo mediante el recuerdo de nuestra tierra?

El higo, que representa tanto en nuestra torah, ¿Como se relaciona con el precepto de la parashá?

Shabát shalóm

El equipo de OrEinSof

Ekev-El es quien da la fuerza para Triunfar

EkevB”H

talonQueridos amigos de Oreinsof,

En la parashá Ekev (talón), en la que estamos destacamos rápidamente tres cosas:

1) Moshé advierte de los premios de cumplir con los preceptos de la Torá, y también  reprende al pueblo de Israel por los fallos de su primera generación como pueblo: la idolatría del Becerro de Oro, la rebelión de Koraj, el pecado de los espías, y su incitación de Di-s en Taveeirá, Masá y Kivrot Hataavá; “Tú has sido rebelde contra Di-s,” les dice, “desde el día en que te conocí”.

2) Los 40 años en el desierto fueron para hacerles entender que  “el hombre no vive solo de pan, sino de la palabra de Di-s vive el hombre”.

3) Moshé describe la tierra de Israel como una tierra que “fluye leche y miel”, una tierra bendecida por las siete especies (trigo, cebada, uva, higo, granada, aceite de oliva y dátiles),  el lugar  en que la Providencia de D-s está constantemente presente (a diferencia de otros puntos de la tierra).  También ordena al pueblo ser tajantes en el momento de  destruir los objetos de idolatría de los habitantes anteriores de la tierra.

Tenemos el segundo párrafolo del Shemá (VeHaiá), que repite los preceptos fundamentales enumerados en el primer capitulo del Shemá y añade las consecuencias (positiva  por observar los preceptos de Di-s y negativa  (hambruna y exilio) por no cumplirlos).

Tenemos el video de nuestro querido Rabino Ginzburgh, de seguro que traerá mucha luz a vuestro estudio de Torah.  ¡Shabat Shalom y buen estudio!

¿Qué importancia tiene la sefirá de Netsaj, y con qué especie específica de Erets Israel se relaciona?

¿Qué secreto relaciona a Shimshon con Iehoshua ben Nun?

¿Cuál es la primera condición para entrar a la Tierra de Israel?

Lo sabréis después de ver el video:

Parasháh Ekev | Recuerda la tierra de Israel

B”H

Estimad@s amig@s de Oreinsof.com,

Esta semana seguimos con la lectura del libro de Devarim. Este apasionante libro, está narrado en primera persona, a partir del punto de vista personal de Moshéh Rabéinu, y nos da una visión nueva sobre los últimos días que el pueblo de Israel pasó en el desierto. Además, incluye estructuras y estilos distintos a los otros libros. Vale la pena seguir el hilo de su lectura.

La parasháh Ekev tiene mucho contenido para profundizar, algunas de sus partes han llegado a ser muy conocidas y se utilizan incluso fuera del contexto bíblico:

לֹא עַל הַלֶּחֶם לְבַדּוֹ יִחְיֶה הָאָדָם כִּי עַל כָּל מוֹצָא פִי יְ־הֹוָ־ה יִחְיֶה הָאָדָם

No sólo de pan vive el hombre, sino de todo lo que sale de la boca de HaShem” (Devarím 8:3)

Os invitamos leer detenidamente la parasháh. Esta semana, tenemos una porción profunda e interesante: Devarim 7:12-11:25.

Moshé dice al pueblo de Israel: en consecuencia (Ekev en hebreo) del cumplimiento de la ley de la Toráh, recibirá la bendición de Di-s. Dice que no debe temer a las naciones, ya que Di-s está dentro del pueblo para ayudarle. Describe la forma cómo el enemigo será derrotado.

A continuación, pide al pueblo de Israel recordar los cuarenta años en el desierto. Menciona cómo ni su ropa ni sus pies no se desgastaron durante estos años. Luego, describe la riqueza de la tierra prometida: es tierra fértil en agua, trigo, cebada, vid, higo, granada, aceituna, su aceite y la miel. En todos estos momentos, se debe recordar a Di-s, que dio al pueblo la fuerza para superar las dificultades tanto en Egipto como en el desierto.

Cabe mencionar cómo declara la razón de merecer la tierra prometida:

לֹא בְצִדְקָתְךָ וּבְיֹשֶׁר לְבָבְךָ אַתָּה בָא לָרֶשֶׁת אֶת אַרְצָם כִּי בְּרִשְׁעַת הַגּוֹיִם הָאֵלֶּה יְ־הֹוָ־ה אֱלֹהֶיךָ מוֹרִישָׁם מִפָּנֶיךָ וּלְמַעַן הָקִים אֶת הַדָּבָר אֲשֶׁר נִשְׁבַּע יְ־הֹוָ־ה לַאֲבֹתֶיךָ לְאַבְרָהָם לְיִצְחָק וּלְיַעֲקֹב:

“No fue por causa de tu virtud e integridad básica que vienes a ocupar su tierra, sino por causa de la perversidad de estas naciones a quienes Di-s está expulsando delante de ti. Es también porque Dios está cumpliendo la palabra que juró a tus ancestros, Avraham, Itzjak y Iaakov” (Devarím 9:5)

Moshé sigue comentando los momentos duros del pecado del pueblo: el becerro de oro, y la ruptura de las tablas.

Al final de la parasháh, Moshé menciona partes importantes de la ley: la obligación de circuncisión de los hijos, el buen trato con la persona extranjera, y la prohibición de idolatría (que aparece en la oración de Shemá)

Esta semana, traemos el vídeo semanal, extraído del archivo del instituto Gal Einai en el cual, rabino Ginsburgh, habla sobre el origen de la fuerza del pueblo de Israel.

¿Qué es que debemos recordar, cuando pensamos en nuestros logros?

¿Cómo se relaciona la acción del recuerdo con lo denominado la confianza activa (bitajon paíl)?

¿Dónde esta localizada este nivel de confianza en el mundo de la Kabaláh?

¿Cual es la fruta que se asocia con la eternidad, el Netzaj, y cómo aparece en sus varias formas a lo largo de nuestra historia? 

Shabat shalom,

Desde Lightletter y el equipo de OrEinSof.

Parasháh Ki Tavó | El Altar de la Alegría (2)

El Árbol de la Vida:

El altar sobre el que está grabada la Torá brinda sustento espiritual al mundo entero

En nuestro versículo las palabras mizbaj avanim, “altar de piedras”, tienen el mismo valor numérico que etz, “árbol”, 160. Aunque el Monte Eival es estéril, el altar a ser construido específicamente sobre esta montaña equivale y alude a un “árbol”. El altar sobre el cual está grabada la Torá para todos los pueblos de la tierra brinda sustento espiritual al mundo entero. El árbol de esta montaña estéril es el Árbol de la Vida. Luego de referirse a este como un “altar de piedras”, también lo llama “altar de Di-s, tu Di-s”, mizbaj Hashem Elokeja. El valor numérico de esta frase es 149, que sumado a 160 suma 309, el valor numérico de sadé, “campo”. Así, las dos frases que describen el altar apuntan al árbol del campo, tema discutido en la porción Shoftim.

Las Rocas Enyesadas

De manera excepcional, Di-s ordenó que las rocas del altar del monte Eival sean cubiertas con sid, yeso. Las letras de sidshin-iud-dalet, son una permutación de las letras del Nombre de Di-s Shakai,shin-dalet-iud. El valor numérico de sid es 314, igual que hasadé, “el campo”, por lo tanto vemos que este altar de rocas alude al árbol del campo. Como meditamos en nuestra meditación de la parashá Shoftim, el árbol del campo representa al hombre. La frase “el árbol del campo” equivale a “la afabilidad y la serenidad del Todopoderoso”, noam Shakai. En nuestro contexto, la palabra noam significa lo placentero de la Torá, cuyos “caminos son caminos placenteros”, que se manifiestan ahora en la montaña de la maldición en este altar milagroso.

Transformando el Milagro en Alegría

La imagen de este altar de piedras es el punto culminante de nuestra meditación de las porciones EkevRee y Shoftim. Representa la síntesis de nuestro servicio Divino –nuestro sacrificio a Di-s- y la alegría de entrar a la Tierra de Israel para servir a Di-s, como narra el comienzo de la presente perashá. La alegría es la dimensión interior de biná, “entendimiento”. El monte Eival representa a biná, y aunque parece ser una fuente de maldición, en realidad es la fuente de la alegría. Esta alegría se exterioriza y esparce a través de las palabras de la Torá talladas en la cúspide del monte para abrazar a todas las naciones de la tierra.