La curación del mes de Iaar

B”H

Queridos compañeros de estudio, este es un video reciente del Rav. Fue grabado el 2 de Iaar, la hilulá de Rabi Mendel de Vitebsk; la fuente es http://www.dimensiones.org.

 

Ante todo, hay que pensar, meditar en cuál es la curación tan especial del mes de Iiar. “Yo soy Dios tu Curador”. Salimos de Rosh Jodesh Iiar e ingresamos ahora al 2 de Iaar, correspondiente a Tiferet de Tiferet en la cuenta del Omer. Siendo que es una continuación directa, y también todo sigue de acuerdo a la culminación de la Partición del Mar Rojo, hay que decir que la curación especial de Iiar está relacionado con lo que aconteció en la psiquis de los judíos, de nosotros en el milagro, que constituye el milagro culminante de todos los milagros que sucedieron en la Salida de Egipto: el milagro de la Partición del Mar Rojo.
Sobre este milagro entonamos el canto: “Entonces cantó Moshé y los Hijos de Israel, esta canción: Cantaré a Dios porque se enorgulleció sobre los orgullosos”. Dios se enorgullece sobre los orgullosos “Havaiá es un hombre de la guerra, Havaiá es su Nombre”. Como es sabido tiene la misma guematria que “La Tierra de Israel”, como es sabido, 32 veces 26, ל”ב veces י-הוה. “Hashem reinará por siempre”.
¿Qué se curó en la psiquis? Está escrito que se curó del complejo de persecución. Porque los egipcios nos persiguen; elevamos los ojos y vemos que Egipto nos persigue. Nos escapamos de Egipto y en verdad hay que escaparse, pero además sentimos que el mal nos persigue. Dios se ocupó de que “Y vio el pueblo a los egipcios morir en el mar”. Tuvo que mostrarlo para que veamos con nuestros ojos que todos murieron y ya no hay lo que temer. Por eso está explicado que cada una de las festividades de nuestro calendario cura alguna enfermedad psicológica. Y la festividad de Shevií shel Pesaj, “el séptimo día de Pesaj” cura la paranoia, la enfermedad del complejo de persecución.
Ahora, si en verdad en la Partición del Mar Rojo Dios se preocupó de que veamos que todos murieron y ya no hay más que temer ¿entonces qué le queda al mes de Iiar? Ya está todo en orden, ya murieron nuestros enemigos. ¿Por qué continuamos leyendo en la lectura de la Torá, después de la Canción del Mar “Porque toda la enfermedad que te puse en Egipto, no te la pondré sobre ti, porque Yo soy Dios, tu curador.” Es muy simple: a pesar de que vimos que murieron, de todas maneras quedó el reshimo, la impresión, “las cicatrices psicológicas” de esa experiencia. Esa sombra pesada, la imagen de que alguien nos esclaviza, nos oprime. Y también la gran impresión de las plagas que hubieron, que aunque fueron contra nuestros enemigos, quedó una impresión muy fuerte de miedo. Y por eso Dios tiene que asegurar que si van en Su camino, si van a observar los preceptos, “toda la enfermedad que puse en Egipto, no la pondré sobre ti, porque Yo soy Dios tu curador.”
Es decir, que dentro de la enfermedad del complejo de persecución, está la enfermedad objetiva, llamémosla, porque en verdad alguien me está persiguiendo. Es algo verdadero, no la paranoia enfermiza, imaginaria. Pero los egipcios ya murieron, y alguien sagaz, sano, entiende que el enemigo ya no existe y ya no hay lo que temer. Pero la naturaleza del hombre, es que incluso si ese enemigo murió, continúa persiguiéndonos en nuestra imaginación. La impresión de esa experiencia fue tan fuerte, tan dura, que continúa.
Por eso está escrito que todos los días de la Cuenta del Omer salimos de Egipto. Todavía seguimos huyendo de Egipto, de la esclavitud, de las estrecheces y las limitaciones de Egipto, de todo el sufrimiento. Así se escribe hoy en psicología, un trauma tras otro queda dentro de la psiquis y nos persigue todo el tiempo, y hay que liberarse de eso, salir de eso.

 

 

La Recámara del Retorno
“Y el Elokim pedirá al perseguido”

Hay un verso de Kohelet, “Eclesiastes”: [Eclesiastes 3:15] “Y Elokim pedirá al perseguido.” Si hay alguien que en verdad es perseguido, justamente por ser perseguido Hashem estará de su lado. Lo va a salvar y lo cuidará del que lo persigue. ¿Pero qué sucede si esta persona es perseguida sólo en su imaginación? También sobre él está dicho “Y Elokim peridrá al perseguido”. Pero aquí el significado de Elokim es “juicios severos”. A quien le parece que es perseguido atrae a sí mismo juicios severos, dinim. Entonces esto significa “Y Elokim pedirá al perseguido”.
Lo que acabamos de decir es una regla general respecto a toda vez que está escrito el Nombre Elokim, algo sorprendente, porque está conjugado en la Lengua Sagrada en plural, a pesar de que en la gran mayoría de las veces el verbo o el adjetivo adjunto está en singular. Como en el comienzo de la Torá “En el comienzo creó Elokim los cielos y la tierra”. Pero a veces el verbo o el adjetivo está en plural, como “Elokim kedoshim [sagrados]”, también elohim ajerim [extraños] del lado de la impureza. Y “Uno y otro opuesto hizo Elokim”, donde Elokim mismo hizo “lo contrario”, contrario a El mismo, porque hay Elokim sagrados y elohim extraños. El Elokim sagrado viene al perseguido para salvarlo. Dentro del pueblo de Israel hay justos que son perseguidos.
Pero a quien le parece que lo persiguen, que en verdad es una enfermedad, sucede que elohim extraños lo persiguen, piden por él, lo buscan. Es decir que incita juicios estrictos sobre sí mismo, de acuerdo con la Cabalá y el Jasidut.
Entonces, en el mes de Iiar hay que llegar a que incluso si soy perseguido de verdad, de todos modos hay una dimensión imaginaria y hay que liberarse de eso, curarse completamente. Hay que fortalecerse e imponer el carácter sobre la materia. ¿Qué significa imponerse sobre la materia? En todo hay una dimensión interior que es buena, y si la persona encuentra y se conecta con ese núcleo de bien, con esa energía y ese poder puede crear toda clase de cosas buenas. Puede realizar una revolución, porque ese perseguido, al final cuando se cura del trauma sabe cómo utilizar esa energía, él genera la revolución y el éxito. Este es el servicio de este mes de Iiar, “Yo soy Dios Tu Curador”. El mes de אייר, “אני י-י רופך”, “Aní Hashem Rofeja

קריעה(שירה) más  (גילוי שכינה)  תפלה
Plegaria (revelación de la Presencia Divina) más Ruptura (partición)
 =302 = el secreto del Lev Iehudí: el Corazón Judío
Si nos liberamos de verdad, se abre el mar.

 

 

La Dimensión Interior